Reseña Histórica de las Escuelas Recibidores de Granos


Durante muchos años la comercialización de los productos granarios se realizaba según usos y costumbres conforme a la experiencia y apoyada en escasa reglamentación.

Desde siempre ha sido necesaria alguna forma de clasificación de la producción granaria y por ende de personal con conocimiento para realizarla.

Quienes intervenian en el recibo y/o entrega de mercadería eran recibidores que aprendían el oficio trasmitido de persona a persona.

Por ello y de acuerdo a lo señalado en el párrafo anterior, la profesión de recibidores es muy antigua, y a esos idóneos se les otorgaba autorización para desarrollar sus funciones previo examen ante autoridades estatales, lo que los habilitaba para operar con uno ó dos tipos de granos, recibidores para trigo, maíz ó lino, granos y oleaginosas que se producían en gran cantidad en nuestro país.

Más adelante el crecimiento de la producción, las exigencias de los mercados, la complejidad de las nuevas técnicas de producción y las modalidades de almacenamiento impuestas por el manejo de las cosechas a granel, dio origen a mercadería de calidad diferenciada por lo que se tornó imperiosa su tipificación, es decir, el agrupamiento por calidades semejantes en los lotes homogéneos y consecuentemente a ello resultó indispensable la capacitación de personal calificado para intervenir en lo que ya era una importante operatoria granaria y encuadrar la misma en las reglamentaciones que comezara a dictar la Direccción Nacional de Granos y Elevadores.

Ante esta necesidad, mediante Decreto Nº 15.158/44 el Poder Ejecutivo Nacional crea la Escuela de Recibidores de Granos, con el objeto de formar personal especializado con preparación técnica adecuada para desempeñarse eficientemente en el recibo, entrega, clasificación, acondicionamiento y conservación de granos y subproductos.

La ex Junta Nacional de Granos por Decreto 15.158/44 crea tres Escuelas. En Buenos Aires comienza su actividad docente el día 14 de abril de 1945.En Rosario el día 02 de mayo de 1947 y por último Bahía Blanca el día 04 de abril de 1949.
En la primera escuela inaugurada, los egresados obtenían el título de “Recibidores” y se especializaban en algún cereal ú oleginoso ( ej: trigo, maíz, lino) hasta que en el año 1947 por Decreto 12.893/47, se otorgó a los graduados oficialmente la denominación de “Peritos Clasificadores de Cereales y Oleaginosos”.
Las tres escuelas mencionadas fueron y serán las únicas oficiales del país que otorgan el título de Peritos, como así también son únicas en esta especialidad en Sudamérica.

Producida la disolución de la Junta Nacional de Granos, organismo que tenía bajo su órbita el funcionamiento de las escuelas, por Resolución Nº 836 del 10 de julio de 1992 del Ministerio de Economía y Obras y Servicios Públicos, se transfieren las escuelas al Instituto Argentino de Sanidad y Calidad Vegetal, asumiendo este organismo la supervisión del desarrollo académico de los cursos, manteniendo la vigencia de las mismas.

Ante la fusión del citado organismo, con el Servicio Nacional de Sanidad Aninal, pasó la supervisión que realizaba el IASCAV, al actual Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria, como quedó reflejado en la Resolución SENASA Nº 631/98, mediante la cual se actualizaba el programa de estudios.

El curso amplio los conocimientos de las tareas de recepción, tipificación y claro manejo e instrumentación de las Reglamentaciones en vigencia.
El Perito está habilitado por su matriculación y los conocimientos que posee sobre la temática respectiva, para avalar lo enunciado precedentemente por Resolución Nº 1.075/94 Secretaria de Agricultura Ganadería, Pesca y Alimentación, de fecha 12 diciembre de 1994, señala que las muestra precintada/termosellada que es utilizada para efectuar el análisis respectivo,
debe estar firmada y sellada por Ingeniero Agrónomo habilitado o Perito Clasificador de Cereales y Oleaginosos.

Las escuelas, mediante el traslado de mesas examinadoras a distintas ciudades de las provincias de Córdoba, Buenos Aires, Santa fe y Entre Rios, ante las que rinden alumnos libres, cubren toda el área cerealera y zonas marginales, cumpliendo con la función de facilitar la enseñanza entre los interesados que por razones laborales, económicas, ó de distancia, no pueden asistir al curso regular.

Informe realizado por Oscar Fernando Mori - Director de la escuela de Recibidores de Granos Rosario.

ALUMNOS
Consulta
tus notas

ENLACES 
Escuela Rosario

Escuela Rosario







Dirección
San Francisco, Córdoba